Saltar al contenido

Agricultura inteligente ¿Una solución para el futuro?

Conocida como agricultura climáticamente inteligente, busca mejorar la capacidad de los sistemas agrícolas para buscar la seguridad alimentaria e incorporar la adaptación a las estrategias de desarrollo agrícola sostenible.

Busca superar los desafíos de la seguridad alimentaria, el desarrollo y el cambio climático para ayudar a los países para buscar el beneficio máximo.

Japón es líder en los cultivos inteligentes

Los cultivos inteligentes para combatir el cambio climático son los métodos vanguardistas que desarrollan las firmas tecnológicas japonesas. Estas empresas buscan combatir el cambio climático aplicando su experiencia en el ahorro de energía y la tecnología en la nube. Todo el fin de ayudar a los agricultores a superar los problemas provocados por el cambio climático. También desean lograr importaciones más baratas y reducir en la mano de obra.

Panasonic, Fujitsu y otras, buscan un nicho en el mercado que compense la caída en la demanda electrónica de consumo. Trabajan en invernaderos automáticos y campos controlados por sensores que mantengan las condiciones constantes para producir verduras y de alta calidad sin importar la temporada.

Cultivos a distancia

Fujitsu cuenta con un sistema agrícola denominado Akisai. Este se encuentra en la nube y busca que los usuarios se sienten en un escritorio sin importar el país mientras cultivan vegetales en otro. Con una Tablet pueden controlar aspersores, ventiladores y calefactores. Esto como respuesta a  los cambios en la temperatura y la humedad detectados por sensores en campos o invernaderos.

Por otra parte, Toshiba busca transformar fabricas en campos de cultivos. Toshiba comienza a cultivar en una planta antigua de disquetes cerca de Tokio.

Panasonic cultiva rábanos y lechugas en el interior de una fábrica en Singapur. Sharp Corp cultiva fres en el interior, en el mismísimo Dubai.

Todo este impulso tecnológico en la agricultura es apoyado por el gobierno. El cual, promueve el uso de sensores y robots para mejorar la producción y exportación agrícola. Esto sería esencial si Japón llega a aceptar las tarifas agrícolas más bajas de acuerdo al tratado de libre comercio con la Asociación Transpacífica.

Se espera que la demanda interna de sistemas agrícolas se incremente por nueve para el 2020. Esto según la firma de investigación de mercado Seed Planning, pues los agricultores están preocupados por el impacto del cambio climático.

El verano pasado en Japón fue el más caluroso. Con temperaturas que alcanzaron los 35ºC durante la primera semana de Agosto.  Durante los últimos 5 años las verduras suben de precio debido a que el calor incrementa las dificultades de su cultivo. Los agricultores afirman que no pueden cultivar verduras en verano no solo por el calor sino por las fuertes lluvias.