Saltar al contenido

El café puede reducir el riesgo de enfermedad hepática

23 noviembre, 2017

Si amas el café puedes regocijarte en esta noticia. Con este descubrimiento tienes una razón para consumir esa taza extra de café que deseas. Investigaciones recientes sugieren que el consumo moderado de café, es decir entre tres y cinco tazas, según la revisión de la seguridad de la cafeína realizada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (Food Safety Authority), puede reducir tu riesgo de desarrollar enfermedad hepática hasta en un impresionante 65 %.

Esta noticia proviene del Instituto de Información Científica sobre el Café (ISIC), que recientemente publicó un informe de mesa redonda sobre los efectos de esta bebida y el consumo de cafeína en el hígado. Según el documento, los bebedores regulares de esta infusión tienen hasta un 40% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de hígado y un 25-70 % menos de probabilidades de desarrollar cirrosis.

En este momento, hay aproximadamente 29 millones de europeos que padecen una afección hepática crónica. Muchos de los afectados desconocen padecer esta enfermedad porque asintomática. La enfermedad hepática crónica, que abarca una serie de afecciones que incluyen hepatitis, cirrosis, enfermedad del hígado graso no alcohólico y cáncer hepatocelular, es la quinta causa más común de muerte en la Unión Europea.

«La enfermedad hepática está en aumento en toda Europa y es importante que entendamos cómo el café, una de las bebidas más populares en el mundo, y la dieta afecta la enfermedad», explicó en un comunicado Graeme Alexander, profesor del University College London y asesor principal en British Liver Trust. «La investigación sugiere que el café puede reducir el riesgo de enfermedades del hígado y es importante que los pacientes tengan acceso a la información dietética y al consejo de los profesionales de la salud de una manera que les sea fácil de entender y actuar».

¿Por qué el café reduce el riesgo de padecer enfermedad hepática?

No se sabe exactamente por qué el café está vinculado a reducir el riesgo de enfermedad hepático. Sin embargo, los datos existentes demuestran que los bebedores de café muestran niveles significativamente más bajos de la enzimas hepáticas gamma-glutamil transferasa (GGT) y la alanina aminotransferasa (ALT) que los que evitar el café por completo.

Se necesita más investigación para explorar más a fondo este vínculo, pero por el momento, la clave parece ser que el consumo de esta bebida con moderación es bueno para tu salud

«La enfermedad hepática es un asesino silencioso ya que a menudo no hay síntomas hasta que es demasiado tarde», dijo en el comunicado Judi Rhys, directora ejecutiva de British Liver Trust. «El café es algo de fácil acceso para todos y beberlo regularmente -filtrado, instantáneo o espresso- puede hacer la diferencia para prevenir y, en algunos casos, ralentizar la progresión de la enfermedad hepática, es una opción de estilo de vida fácil de realizar»