Saltar al contenido

Drive se va para cambiar de aires

18 noviembre, 2017
Google Drive

Es época de cambios. Al igual que Paint, Drive acabará con su soporte. Será a principios de 2018 y ha revolucionado las redes. La gente se ha llevado las manos a la cabeza de una punta a otra del mundo. Todo ello por el temor a perder la información alojada. ¿Qué va a pasar realmente y cuál es el motivo?

Qué es Drive

Para quienes aún estén despistados, Drive es la nube de Google. En ella pueden guardarse datos de forma gratuita hasta los 15 GB de capacidad, siempre a mano. Podemos acceder a nuestra información desde cualquier dispositivo, evitando así las pérdidas u olvidos de archivos en otro lugar.

Una gran ayuda a la movilidad de información. Aunque no la única. Microsoft o iOs son una fuerte competencia y, por lo tanto, actualizarse es un objetivo prioritario. Como la macroempresa que es, Google ha atesorado servicios para la cubrir las necesidades de gran parte del planeta. Es por eso que el susto ha sido mayor.

Gran susto

Tremendo ha sido el sobresalto de los 2000 millones de usuarios que, según el mismo Google, utilizan Drive en su vida cotidiana. La noticia de su desaparición y, con él, prácticamente de la vida entera, llevó a dichos usuarios a trasladarlo todo a otra parte. La vida privada se queda ahora en la nube antes que en cualquier salón y eso, aunque no seamos famosos, tiene sus consecuencias.

Quedamos a merced de la seguridad frente a los robos de identidad y documentación. Es la lucha eterna. Ante ello, Google se ha dispuesto una nueva distribución, a fin de proporcionar mayor comodidad, seguridad y deseos de quedarse. Por eso, reiteramos, Google no se va a ninguna parte. Simplemente viene con novedades para el año que está por comenzar.

google_contenido

Empresas y particulares en Drive

Al igual que sucedió con el correo de gmail, Drive se suma a la división de información. A partir de ahora, podremos separar el trabajo y la vida fuera de él; de una vez por todas. Claro que, como era de esperar, el correo empresarial no es gratuito. 30 GB de almacenamiento y asistencia 24 horas, en comparación con los 25 que ofrecía el anterior servicio general.

Por si aún tenemos dudas, siempre podemos probarlo 14 días o quedarnos con el de siempre. Sólo que deberemos destinar un pequeño aporte si queremos personalizar el entorno de nuestra actividad. Eso ya habría que valorar qué nos compensa más. Como si de nuestra casa se tratase.

Llegados a este punto, con la información a salvo y los nervios calmados, hay que dar uno u otro paso. El nuevo Drive establece una mejor conexión entre distintos soportes de correo, como Outlook, compatibilidad deseada desde hace mucho. Sin embargo, si eso no nos interesa, no hay problema. Podemos permanecer en el alojamiento gratuito y seguir adelante.

El dato destacable es que la esencia seguirá como estaba. Por eso, no hay de qué preocuparse. Nuestros datos seguirán a principios de 2018. Google ha apostado por ello. ¿Lo haremos nosotros? ¿O buscaremos otro lugar para salvaguardar lo más querido, pero que no cabe en los cajones?

Te puede interesar: Google DeepMind: Inteligencia artificial esclava del algoritmo