Saltar al contenido

Investigadores descubrieron una «cura funcional» para el VIH

3 noviembre, 2017

Con una excepción confirmada, un paciente de Berlín, nadie ha sido curado del VIH. Esta mortal enfermedad ha sido investiga durante décadas. Hasta ahora solo se han logrado anular los síntomas de la enfermedad o bien, reducir los niveles del virus en la sangre hasta valores indetectables. Esto último, se traduce en que el paciente no puede contagiar a otra persona. Ahora, los investigadores han encontrado una “cura funcional” para el VIH que está siendo estudiada a detalle.

No es una cura definitiva

No puede ser identificada como una cura definitiva, pero, la reducción viral que provoca hace que sea descrita como una cura funcional. Los científicos del campus de Florida del Instituto de Investigación Scripps (TSRI) son los responsables de este descubrimiento.

Informaron a la revista Cell Reports como un nuevo tipo de medicamento parece suprimir la replicación del virus en células infectadas de forma crónica. Esto puede prevenir el rebote o decaimiento viral.

El rebote es el fenómeno en el cual los niveles de virus en un paciente se disparan luego de encontrarse latentes o durante las interrupciones el tratamiento.

Este fenómeno ha sido descrito por el equipo como un enfoque de «bloqueo y bloqueo», en el sentido de que se evita la reactivación del virus dentro de las células y el VIH en el paciente entra en estado latente sin causar daño al cuerpo.

En un comunicado, la profesora asociada del TSRI, Susana Valente, autora coordinadora del estudio dijo:

«Al combinar este medicamento con el cóctel estándar de antirretrovirales utilizados para suprimir la infección en modelos de ratón con infección por VIH-1, nuestro estudio encontró una reducción drástica en el ARN del virus presente»

Además, agregó:

«Ningún otro antirretroviral utilizado hoy en la clínica puede suprimir completamente la producción viral en células infectadas in vitro”

En los ratones probados, se demostró que no experimentaron un rebote viral hasta 19 días después de que dejaron de recibir dosis del compuesto. En la mitad de todos los ratones tratados, el virus era indetectable durante 16 días después de que se detuviera el tratamiento. Solo imagina las implicaciones para las personas infectadas.

¿Cuál es el compuesto responsable de la “cura funcional”?

El foco de la investigación fue un compuesto denominado didehydro-Cortistatin A, o dCA para abreviar. Aislado por primera vez de la esponja marina Corticum simplex en 2006, un investigador de TSRI logró sintetizarlo en un laboratorio solo dos años después.

El equipo de TSRI ha estado trabajando con este compuesto desde hace algún tiempo, y en 2015 anunciaron que contaba con características que alteraban el VIH. Este nuevo estudio confirma que bloquea la Tat, una proteína reguladora que aumenta la velocidad con la que el VIH copia el ADN en ARN, un proceso vital en su ciclo de vida.

Según Susana Valente, este es el concepto de cura funcional y las investigaciones comprueban las teorías y afirmó que la dosis máxima de la droga virtualmente no tiene efectos secundarios.

El VIH / SIDA solía ser una enfermedad que destruía la vida. Ahora, las personas no solo pueden vivir una vida normal con él, sino que pueden ver cómo la ciencia está allanando el camino para curas tanto funcionales como completas.