Saltar al contenido

La ciencia ha encontrado la solución a las arrugas

3 octubre, 2017

La investigación anti age se esfuerza en buscar la solución a las arrugas. Ahora, los nuevos pilares de la juventud eterna son la regeneración celular, reparación del ADN envejecido y la creación de una «segunda piel».

Con la edad nos hacemos amigos de nuestras arrugas, aprendemos que son señal de experiencia, pero, esto es difícil y muchas veces buscamos ocultarlas. Hoy gracias a los avances de la medicina estamos más cerca de vencerlas a través de tratamientos cosméticos casi milagrosos e intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas.

Dentro de poco tiempo y según investigaciones recientes en ingeniería genética podremos borrar las arrugas a partir del rejuvenecimiento a nivel celular.

Juventud celular

Los estudios de los institutos más prestigiosos del mundo buscan prolongar la juventud de las células. Se cree que ese es el secreto de una vida larga y saludable.

Un estudio dirigido por el dermatólogo George Cotsarelis, de la Universidad de Pensilvania logró la hazaña de transformar los miofibroblastos (células que forman cicatrices) en adipocitos (células grasas). Hace poco se creía que estas células no podrían convertirse en otras.

Los adipositos o células grasas se pierden con la edad y favorecen la aparición de arrugas, por lo que estos descubrimientos son el primer paso para lograr la juventud en la piel.

Este tratamiento no puede llevar a problemas de obesidad, porque estos adipositos son diferentes a otros.

Destruir las células que provocan las arrugas

Otra investigación, desarrollada por un equipo al mando de Peter de Keizer, del Centro Médico de la Universidad Erasmus, tiene como fin atacar las células senescentes del cuerpo, es decir, las células viejas que tienen daños en ADN o que no pueden reproducirse.

Keizer diseño una molécula que mata estas células y la probó en ratones. Se obtuvo una mejora en el funcionamiento de sus riñones y en el crecimiento del pelo. La molécula se conoce como proxofim y se busca utilizar para tratar enfermedades graves como el cáncer.

Hasta ahora no se han visto efectos secundarios. Sin embargo, son necesarios más estudios.

Rejuvenecer el ADN

Otra investigación busca reparar el ADN dañado logrando un rejuvenecimiento. Esto se lograría gracias a una coenzima conocida como nicotinamida adenina dinucleótido. Se puede aplicar como una droga antienvejecimiento segura y efectiva.

Piel artificial

Un ingeniero biomédico encontró una solución novedosa, una segunda piel que se puede aplicar como crema por la mañana y se quita en la noche.

Esta investigación fue anunciada en mayo. Fue llevada a cabo por Robert Langer, profesor del Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT), con el asesoramiento del Dr. R. Rox Anderson, profesor de la Escuela Médica Harvard.

La crema actúa como una segunda piel elástica reduciendo hasta en un 40% el aspecto de las arrugas.

La piel está fabricada en silicona y puede utilizarse para administrar drogas para y tratar afecciones de la piel como eczema y psoriasis.

Su salida comercial no tiene fecha pero, se espera que pronto se encuentre a la venta.

Intervenciones quirúrgicas mínimas

A cirugía plástica se dirige hacia intervenciones mínimos y tratamientos con tejidos extraídos del paciente. Ahora se cuenta con tratamientos no invasivos como: Láser fraccionado CO2, luz pulsada intensa (IPL), ultrasonido, radiofrecuencia, microlipoinyección, plasma rico en plaquetas y fibroblastos autólogos.